Sus orígenes se remontan al siglo XII, del mismo modo que los de su ermita vecina de Sant Joaquim d’Olivars. A partir del año 1.594 y hasta el 1.633, la casa es ampliada hasta conseguir su volumen actual y restaurada con materiales nobles de la época, cabe destacar la utilización de la “pedra de Girona” (piedra con pequeños fósiles llamados numulites) y de las bóvedas de caña que soportan su estructura.

A pesar de ubicarse a 1 Km. de la carretera N-II, el entorno de can FONT es totalmente rural. La masía está rodeada de bosques y campos de cultivo y aún podemos ver, de vez en cuando, águilas, ardillas, jinetas, tejones, conejos, jabalíes y otras especies.

Gastronomía: En can FONT nos esforzamos para ofrecer una cocina casera, cuya base es siempre el producto fresco, de calidad y del entorno.

Quisiéremos destacar, sobretodo, la gran calidad de los embutidos artesanos de Medinyà, los caldos y los asados.

 
 
   
mapa